comiendo en pomaire

 

Pomaire tiene fama de ser un buen lugar para probar gastronomía típica chilena. Así que además de conocer el pueblo y sus artesanías en greda, estaba dispuesta a probar algún rico plato autóctono. Elegí el restorán Los Naranjos que está en una de las calles principales. Me llamaron la atención sus ventanas adornadas con tejidos en crochet, me pareció un lindo detalle.

 

 

 

El salón estaba decorado con productos de la zona y me pareció muy acogedor.

 

 

Con muchos detalles en su decoración.

 

 

 

 

Con el pan calentito me trajeron esta bandejita que me encantó, otro ejemplo de la alfarería pomairina aplicada a la comida. En los pequeños cuencos venía una salsa roja muy picante y pebre. El pebre es una salsa típica chilena que muchas veces te sirven con el pan mientras esperás la comida. Está hecha con cebolla, cilantro, ajo, ají rojo en pasta, tomate, limón, aceite, sal y pimienta. Los ingredientes del pebre típico están cortados chiquito, pero en algunos lugares me lo han servido molido.

 

 

Le pedí a la camarera una recomendación para el almuerzo y esta fue pastel de choclo. Este también vino en cuenco de greda y estaba muy rico. El pastel de choclo tiene un relleno de carne picada, cebolla, huevo duro y aceitunas, recubierto por una pasta de choclo tierno molido y cocido en leche. La pasta de choclo va arriba y se espolvorea con azúcar. En el medio del pastel se esconde una presa de pollo. Todo esto va al horno a leña hasta que queda doradito.

 

 

Aunque el plato no se ve muy grande cuando te lo traen, les aseguro que te deja más que satisfecho. Para beber preferí una limonada fresca.

 

 

Este pueblo también es famoso por sus empanadas de pino. En Chile se le llama pino al relleno de carne picada, como el del pastel de choclo. Estas empanadas son de forma rectangular y se cocinan en el horno, en este caso en horno a leña. La particularidad de las empanadas de Pomaire es su tamaño. Fácilmente encontrarás empanadas de medio kilo y hasta de un kilo, como la que se ve en el ejemplo de la foto, aunque creo que ahí no se puede apreciar bien sus dimensiones. Parece que hace unos años entraron en el libro Guinness con un record por la empanada más grande.

 

 

Me quedé con ganas de probar más cosas, queda para la próxima…

 

0 comentarios

  1. ana cecilia dice:

    Qué bueno Marcos, que te haya estimulado a probar cosas nuevas. La gastronomía típica chilena es muy interesante, también para mí, que soy uruguaya. 😉 En Uruguay aún no he encontrado un lugar donde sirvan platos de este estilo, por eso aprovecho cuando voy a Chile. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *