isla negra, otra mirada

Una parada de ómnibus diferente.

 

 

Aprovechando las botellas como material de construcción y ornamental crearon un refugio muy acorde con el espíritu de Neruda.

 

 

La vista desde la calle Poeta Neruda en los lugares en que las construcciones permiten divisarla, es realmente hermosa, la foto no consigue trasmitir la sensación.

 

 

Caminando hacia el Pacífico.

 

 

Y llegamos…

 

 

Todavía no ha terminado este paseo…

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *