más isla negra

 

 

No pude evitar fotografiar repetidamente el océano. La olas se sucedían con bastante rapidez y al romper llenaban el aire de finísimas gotas…si bien finas, fueron suficiente para humedecerme el pelo.

 

 

Las rocas tienen una presencia importante en esta parte de la costa.

 

 

También hay un tapiz de aloe rojo en varios sectores.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *