punta del diablo

 

Siempre que me es posible paso mi cumple paseando por algún rincón de Uruguay. No pocas veces el destino elegido ha sido Punta del Diablo. Es un lugar privilegiado por la naturaleza y lo considero especialmente agradable en invierno. Así que este año preparamos a Rómulo y emprendimos viaje. En el camino sufrimos un pequeño desperfecto mecánico, por suerte nada que nos detuviera por mucho tiempo.

 

 

Con Pipa aprovechamos para perseguir el sol de la tarde…

 

 

De hecho Pipa disfrutó mucho del sol.

 

 

Así como de la hermosa vista de la cabaña dónde nos quedamos.

 

 

Pudimos aprovechar los últimos días lindos antes de que comenzara esta terrible ola de frío. Paseos por las rocas…

 

 

la arena…

 

el pueblo…

 

 

 

 

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *