una ciudad especial

 

Un ciudad mágica, eso es para mi Valparaíso. Adoro sus colores…

 

 

 

su arquitectura caótica…

 

 

 

sus laderas floridas…

 

 

 

su gente despreocupada y gentil.

 

 

 

Pero sobre todo me encanta la sorpresa. Me refiero a esa posibilidad de sorprenderte a la vuelta de cada esquina, al mirar para arriba y ver por ejemplo que el árbol además de sus hojas, luce una silla (Aquí no se puede apreciar, pero esa silla está muy lejos del piso).

 

 

Al mirar para abajo y divisar un patio en niveles, unidos por escaleras azules.

 

 

Al caminar por una calle y darte cuenta que te acompaña un mundo de peces nadando pendiente abajo por la pared.

 

 

Al subir una empinada cuesta y encontrarte en el camino con bellas esculturas que cuelgan de las casas…

 

 

o hermosos murales que adornan las paredes.

 

 

 

Nunca se sabe cuándo encontrarás algo que te produzca esa agradable sensación o que te provoque risa, o una reflexión. Por eso esta ciudad es una de mis favoritas.

Por eso mismo he contado algunas otras cosas de Valparaíso, si querés verlas podés pinchar aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *