vestido comprimido

Esto es un vestido, talle L y largo hasta la rodilla. ¿Lo podés creer?

Lo encontré en una tienda japonesa. Muji, se llama. Es la abreviatura de Mujirushi Ryōhin que significa, artículos de calidad sin marca.

Muji, nació en 1980 en Japón y de ahí se ha extendido a varios países. Aunque aún no llega a Uruguay, si andás por el mundo y ves este nombre, entrá. Sobre todo si te gusta la washi tape de verdad y los objetos sencillos y de buena calidad. Aunque no tengas nada que comprar, es interesante curiosear en sus exhibidores .

Como dicen en su página web, la filosofía de Muji se basa en tres pricipios:

1. Selección de materiales
2. Racionalización de los procesos
3. Simplificación de los paquetes

Yo encontré este vestido que está hecho con algodón orgánico, es sencillo y muy versátil, pero debo confesar, que lo que me acercó a él en un primer momento, fue el empaque. Es muy simple, casi mínimo. El vestido estaba comprimido de tal manera que se convirtió en un pequeño cubo, casi un juguete. Me encantó y el desperdicio es mínimo, aunque preferiría que el empaque no fuera plástico.

Y así me volví a casa con mi vestido ocupando casi nada de espacio en la valija. Cuando llegué, la magia de abrir el paquete…

Estaba un poco arrugado al principio, pero eso no fue un problema. Es de muy buena calidad y está tan bien hecho que a veces me lo pongo al revés y no me doy cuenta.

Otra característica de Muji, (como lo indica su nombre) es la idea de que la marca no importa, no es la protagonista, lo que debe hablar por sí misma es la prenda o el objeto en cuestión, a través de su calidad y buen diseño, tendiendo siempre al minimalismo. Si querés saber más sobre esta marca y su filosofía, podés fijarte por acá.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *