violeta, el bordado y los ojos de chile

Tengo una relación especial con Chile, desde hace muchos años. Es un país con el que he conectado mucho y le tengo un cariño especial a su gente.

Hoy elegí a Violeta Parra, una de sus artistas más emblemáticas para traer a este espacio, porque no puedo dejar de pensar en lo que está pasando y necesito hacer algo, aunque sea simbólico, en apoyo a los que están luchando tan valientemente por sus derechos.

La situación es esperanzadora, porque como ellos mismos dicen, Chile despertó de un largo letargo en el que el pueblo, que fue despojado de derechos muy básicos, para favorecer a unos pocos privilegiados no reaccionaba. Ahora están luchando por recuperar sus derechos. Derecho, a la salud, a la educación, a tener remuneraciones que les permitan vivir, a tener un retiro digno. La lucha también apunta a cambiar la Constitución, una Constitución heredada del régimen dictatorial, que no ha sido modificada en todos estos años de democracia.

La situación también es muy angustiante, por la ceguera de las autoridades, la falta de empatía y la gran violencia con la que se está atacando a los manifestantes. Esa violencia que ha llevado a que, quienes deberían estar protegiendo a la gente y restableciendo la paz, para propiciar el diálogo, se hayan embarcado en una guerra que lleva ya muchos muertos y cientos de personas heridas.

Dentro de los heridos, hay por lo menos docientos que han perdido la vista parcial o totalmente por disparos de los carabineros. Mientras lo escribo me lo imagino y no lo puedo creer, es una barbarie, apuntan deliberadamente a la cara, no hay otra manera de tener tantas lesiones oculares. Saben lo que están haciendo.

Vi por ahí que alguien decía, «ahora que abrimos los ojos, nos los quieren cerrar», algo muy simbólico que se engancha justamente, con la convocatoria hecha desde el Museo Violeta Parra. Convocan a dos talleres de bordado masivo en Santiago.

«Para Violeta Parra, el ojo simboliza la mirada social de su arte y, en el contexto de la crisis oftalmológica, convocamos a una intervención para bordar colectivamente 200 ojos en homenaje a las personas que han perdido su vista por el uso de perdigones y balines en las manifestaciones. «

Y aunque estoy en Montevideo y no en Santiago, me quise sumar de alguna manera.

Violeta, era una artista muy comprometida con su pueblo, con aquellos más desprotegidos, denunciando siempre la injusticia, tanto en sus canciones como en sus bordados y producción plástica. Ella cantaba por los que no tenían voz y sus canciones siguen tan vigentes hoy, que parece que no ha pasado el tiempo…

Miren cómo sonríen

Miren cómo le ofrecen al sindicato 
este mundo y el otro los candidatos.

Miren cómo redoblan los juramentos
pero después del voto, doble tormento.

Miren el hervidero de vigilantes 
para rociarle flores al estudiante.

Miren cómo relumbran carabineros 
para ofrecerle premios a los obreros.

Miren cómo se visten cabo y sargento 
para teñir de rojo los pavimentos.

Miren cómo profanan la sacristía
con pieles y sombreros de hipocresía.

Miren cómo blanquearon mes de María
y al pobre negaron la luz del día.

Miren cómo le muestran una escopeta
para quitarle al pobre su marraqueta.

Miren cómo se empolvan los funcionarios
para contar las hojas del calendario.

Miren cómo gestionan los secretarios 
las páginas amables de cada diario.

Miren cómo sonríen angelicales
miren cómo se olvidan que son mortales».

Cancionero Violeta Parra Virtud de los Elementos 1960-1963


Vaya desde aquí, este humilde homenaje a las hermanas y hermanos chilenos. Con el deseo de que cese la violencia y logren sentarse a dialogar sinceramente y a tomar las mejores decisiones para todes.

Recomiendo leer esta columna escrita por Carolina Castro Zamorano, una de las hermosas personas que me he cruzado en Chile: http://esmifiestamag.com/2019/11/16/nosotros/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *