inspiración en el museo de bellas artes

Nunca me canso de ser «turista» en Montevideo. Me gusta mucho visitar y revisitar lugares. Siento que la ciudad es un ser vivo en perpetuo cambio y movimiento pero, a la vez, me genera esa sensación de familiaridad y alberga parte de mi historia. Será por eso que me gusta tanto.

Así como disfruto reconociéndola, revisitándola, me gusta mostrarla a otras personas y de paso tengo una excusa para ir a lugares que tenía un poco olvidados.

Esta vez tocó visita al Museo Blanes(*). La primera motivación para ir, fue llevar a mi amiga Hinda que aún no lo conocía, pero he de decir que las exposiciones que encontramos fueron súper interesantes e inspiradoras; Vientre de escarabajo, cuestión de escalas, de Fernando Sicco y Carmela, de Federico Ruiz Santesteban.

(*) Museo de Bellas Artes Juan Manuel Blanes.

Está ubicado en el barrio Prado de Montevideo, sobre la avenida Millán, muy cerca del arroyo Miguelete. Era una antigua casa quinta construida alrededor de 1870 que luego de pasar por manos de distintos particulares, fue comprada por la Intendencia de Montevideo y acondicionada para albergar el museo. En él se encuentran destacadas, las colecciones de los pintores uruguayos Juan Manuel Blanes y Pedro Figari. Además forman parte del acervo del museo pinturas, dibujos y grabados de otros pintores Uruguayos. En especial, desde 1996 parte de la política cultural del museo es formar archivos de artistas nacionales. También posee obras de algunos artistas europeos.

No puedo dejar de mencionar el parque que rodea al museo, en el que además se encuentra un pequeño y hermoso jardín japonés.

Vientre de escarabajo, cuestión de escalas

He de confesar que cuando leí, medio a las apuradas la descripción de la exposición en la web, no entendí mucho de qué se trataba, pero cuando la vi, me encantó.

A partir de desechos, concretamente, a partir de pelusas de ropa sacadas del «vientre» de un quitapelusas, el artista transitó un proceso por el cual llegó al diseño de una colección de ropa. Este proceso está expuesto paso a paso.

Máquina quita pelusas, alias, escarabajo comilón

Pelusas utilizadas como punto de partida del proceso creativo

A partir de las pelusas, el autor tomó fotos, obteniendo imágenes con las que jugó, a las que duplicó, espejó y generó una colección de imágenes coloridas y súper interesantes.

Que luego estampó en piezas de tela…

Aún fue más allá y utilizó los estampados resultantes para crear una colección de ropa. Esta, a su vez, está íntimamente relacionada con el museo ya que fue inspirada en cuadros de Juan Manuel Blanes.

Me encantó la forma en que a partir de un desecho, algo ínfimo de lo cotidiano, se disparó un proceso creativo súper rico. A partir de algo que ni miraríamos antes de tirar, tenemos en cambio la inspiración para una rica gama de objetos. Cuadros, tapices y finalmente prendas de ropa singulares que surgieron de la observación y el vuelo de la imaginación.

Me maravilla esta capacidad del ser humano de crear y me encantó verla plasmada en esta obra.

Si querés saber más de Fernando Sicco y su trabajo, fijate por aquí.

Carmela

Esta obra de Federico Ruiz Santesteban me pareció entrañable. Utilizando procesos de revelados naturales sobre vegetación, que viene usando ya hace un tiempo, recreó parte de su historia familiar. Un viaje en busca de las raíces que emprendió su madre y que queda documentado a través de mensajes de whatsapp intercontinentales y fotografías familiares antiguas plasmadas en hojas de plantas.

Para ver más sobre esta obra podés pasarte por acá

Esta visita la hice en febrero, pero no quería dejar de compartirla. La exposición Carmela, ya no se encuentra en el museo, pero hasta el 8 de mayo se puede visitar Vientre de escarabajo, de 12:00 a 18:00. El 7 de mayo, a las 17:00 hs, habrá una charla abierta y finissage de esta exposición.

.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.